Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/jenofonte/jardin.demuebles.es/cuidados-invierno.php:11) in /home/jenofonte/demuebles.es/api/ini1.php on line 26

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/jenofonte/jardin.demuebles.es/cuidados-invierno.php:11) in /home/jenofonte/demuebles.es/api/ini1.php on line 27

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/jenofonte/jardin.demuebles.es/cuidados-invierno.php:11) in /home/jenofonte/demuebles.es/api/ini1.php on line 28

Cuidados de los muebles en invierno

Antes de comprar cualquier mueble de jardín debe informarse de las características del clima donde va a estar ubicado, para poder elegir el material que mejor se adecue a ellas.

Si durante el invierno, el clima no es apropiado para disfrutar del jardín o la terraza, lo ideal es guardar el mobiliario en un lugar cerrado para evitar que se deterioren con el frío y lluvia, o cubriéndolos con toldos impermeables.

De todas maneras es conveniente saber que existen materiales que resisten mejor que otros las condiciones climatológicas adversas.

Madera

La mejor elección para muebles de exteriores es la madera de teca o similares como el iroco . Al ser de origen tropical, soportan muy bien la humedad, pero también las bajas temperaturas, siendo muy usada en la construcción de barcos. Su color es amarillo oscuro y su elevada resistencia a la lluvia hace que resista bien la humedad, aunque el agua puede hacer que le salgan manchas.

Para que aguanten bien la humedad y no les ataquen los insectos se deben tratar todos los años con aceites y barnices adecuados para hidratarlas.

Aluminio

El aluminio combina numerosas ventajas: es muy ligero, se limpia con facilidad, es muy resistente y no se oxida por lo que los muebles tienen una larga vida. El inconveniente es que es de precio más elevado que otros, pero actualmente es uno de los materiales más demandados, combinándolo con madera o algún tipo de fibra natural para dar más estabilidad al mueble.

Metal

Es conveniente saber que los muebles de hierro son muy sensibles a la humedad, pero muy duraderos. Su gran problema es la oxidación, por lo que protegiéndolos bien de ésta durarán mucho tiempo.

Si el óxido ya los ha atacado, puede ser necesario lijar la zona afectada para eliminar el deterioro. Existen multitud de productos para cuidar estos muebles, como pinturas específicas para superficies oxidadas que evitan tratar el mueble u otras que dificultan la aparición de óxido.

Resina y plástico

Son muebles que resisten muy bien al exterior, siendo muy fáciles de limpiar, además de económicos. Algunos modelos y materiales pueden deteriorarse con el paso del tiempo, doblándose y adquiriendo un tono amarillo.

Para limpiarlos basta con lavarlos con agua jabonosa enjuagándolos con la manguera.

Fibras naturales

Las fibras vegetales aguantan bien a la intemperie, siendo la caña de bambú, el mimbre o el ratán muy utilizadas debido a su resistencia al sol y a la humedad. Es conveniente cubrir los muebles en las épocas más frías. Las fibras sintéticas, como el loom, imitan a las naturales casi a la perfección y tienen la ventaja de ser más resistentes aún.

Para limpiarlos, se deben cepillar para evitar la acumulación de polvo, lavándolos con un paño mojado en el caso del mimbre o un paño empapado en aceite de linaza en el caso del bambú.

Empresas destacadas